viajes familiares

Organiza tus viajes familiares con estos consejos

Seguramente, más de una vez los viajes familiares te han logrado sacar un dolor de cabeza. Y no es porque no te guste compartir en familia, no se trata de eso en lo absoluto. Es que, organizarse muchas veces se convierte en un caos imposible cuando planeamos nuestra próxima aventura familiar. ¡No te estreses! Viajar debe ser un motivo de entusiasmo y alegría, no lo contrario. Despreocúpate, a continuación, te mostramos cómo organizar tus viajes familiares, con estos sencillos consejos.

viajes familiares

1. Piensa en todo y en todos

Ponerse de acuerdo sea, quizás, la parte más difícil. Cada uno tiene gustos y preferencias distintas; por lo que quizás pienses que es imposible llegar a un acuerdo. Te tengo noticias: ¡No lo es! Es importante pensar en cada miembro de la familia que participará en el viaje, ya que sólo ellos te dirán qué es lo que quieren y qué expectativas tienen del viaje. En el caso de viajar con niños, piensa en la diversión. A los niños les encanta visitar lugares entretenidos, en donde puedan realizar actividades dinámicas y liberar energía.

No pases por alto las expectativas de ninguno, queremos que todos disfruten del viaje y recuerden maravillosas anécdotas. No tienes que romperte la cabeza para lograrlo, basta con conversarlo y entender los gustos de cada quien. Estamos seguros de que sobran destinos que se enmarquen en los gustos y necesidades de todo tu grupo familiar.

viajes familiares

2. Elige un hotel de millones de estrellas

Como lo lees, un hotel de millones de estrellas existe; y no es más que acampar al aire libre. Esta opción es excelente, y no sólo porque logras economizar el costo del viaje, sino también porque se convierte en una experiencia que logra unir a la familia e involucrarla en distintas actividades. No necesitas de grandes lujos para que tus viajes familiares sean únicos.

Acampañar bajo las estrellas resulta una magnífica opción. Pueden realizar fogatas, caminar por los senderos, subir colinas y darse un delicioso chapuzón en un río. Los niños lo toman como toda una aventura, y se puede convertir en una experiencia bastante dinámica si la combinan con juegos y actividades para los más pequeños. No temas en llenarte un poco de lodo y revolver tu cabello, al final del día todos tendrán una sonrisa plasmada y podrán disfrutar de una magnífica noche estrellada.

viajes familiares

3. Dile adiós al estrés

Hacemos énfasis en lo anterior. ¡Deja el estrés a un lado! No pretendas que todo sea perfecto, los contratiempos existen; y por más que estemos preparados, siempre puede surgir algún imprevisto. Esto no tiene que significar el fin de nuestra travesía. Relájate y no te agobies ante ninguna situación. Recuerda que transmites tu energía a las otras personas, y si quieres evitar un verdadero caos innecesario; no dejes que ningún contratiempo te agobie. ¡Disfruta!

viajes familiares

4. Lleva comida para el viaje

Este punto es importante si buscas ahorrar dinero cuando viajes. Si viajas en tu propio auto, es importante que lleves comida; te ahorrarás las paradas en locales de comida y tendrás algo de dinero extra. Piensa siempre en comida que puedas preparar con facilidad y a todos les guste. No se trata de preparar grandes platillos, sencillamente algo para picar durante el viaje.

Alimentos como galletas, sándwichs, frutas, snacks y jugos son ideales para estas ocasiones. No ocupan mucho espacio y no tendrás que preocuparte por la comida durante todo el camino.

viajes familiares

5. Elige actividades que diviertan a todos

Este punto tiene que ver un poco con el primero. Quizás, parezca difícil lograr que todos estén de acuerdo con las mismas actividades; y sientas que necesitas algún tipo de don para lograr complacerlos a todos. La buena noticia, es que no es necesario. Existen actividades que jamás pasan de moda y que son agradables para todos los integrantes de la familia. Piensa en los destinos con agua: Este es un básico infalible para los viajes familiares. Lugares como ríos, playas, lagos o piscinas siempre serán un destino ideal para la familia. Tanto a jóvenes como adultos les encanta darse un chapuzón, y dependiendo del destino, serán muchísimas las actividades que puedan realizar.

Tal vez pienses: “Pero, ya hemos ido mucho a la playa.” Piensa que nadar no es la única opción. Hoy en día existen infinitas actividades recreativas en el agua que resultarán divertidísimas para toda tu familia. Ya sea desde parques acuáticos, navegación en bote, kayak o barco, surf, moto acuática, snorkel, o cualquier otra opción. Te aseguramos, que todos estarán encantados. Si llevan niños pequeños, por supuesto es primordial darles salvavidas.

viajes familiares

6. Investiga

Asegúrate de investigar todo sobre el destino de tu próximo viaje familiar. Existen muchos portales como el nuestro donde te puedes informar acerca de los mejores destinos. Si ya elegiste la próxima parada para ti y tu familia, no olvides informarte sobre temas básicos como su clima, hospedaje y actividades. Claramente, si vas a un clima frío, los shorts playeros se quedan en casa. O si planeas darte un buen chapuzón en la playa, no es el mejor momento para estrenar ese suéter de lana.

Lleva el equipaje necesario para los días, actividades y clima. El internet es tu mejor aliado, puedes investigarlo todo sin necesidad de trasladarte al sitio de antemano.

viajes familiares

7. Elige el mejor alojamiento

Piensa que más que el lujo, lo importante es encontrar un alojamiento cómodo, limpio y seguro para tus viajes familiares. Las habitaciones múltiples son las ideales, imagina cuánto gastarías si te tomas la molestia de elegir habitación para cada uno. Por suerte, muchos hoteles ofrecen habitaciones familiares; con hasta cinco camas. Otra excelente opción, son las posadas; estas suelen tener un ambiente muy familiar y acogedor. También, puedes optar por cabañas o bien rentar una casa. Dependiendo del gusto, preferencia y presupuesto; elige el alojamiento ideal para ti y tu familia.

viajes familiares

Compartir en familia siempre será una experiencia gratificante. Viajar, te acerca a los tuyos y les permite vivir momentos que serán atesorados por siempre. Recuerda, que la organización es la clave del éxito en este caso; y que todos pueden aportar un granito de arena para convertir su próximo viaje en un momento único. No olvides que, lo más importante es divertirse y pasar tiempo juntos; no te estreses ni pretendas que todo sea perfecto. La gracia se encuentra en dejarse sorprender por cada nueva experiencia, y en que cada viaje familiar, sea motivo de alegría y emoción.